Empacando para el viaje

Empacar para ir de vacaciones ya no es tan fácil como poner unas camisetas y un par de vestidos de baño minutos antes de salir por lo que puede ser de mucha ayuda a crear una lista semanas antes a la fecha de salida para asegurarse de que no se te olvide de nada. Hemos reunido algunas ideas para ayudarte a empacar.

Objetos esenciales

• Protector solar y sombreros para todos

• Cochecito

• Muchos pañales, toallitas húmedas, toallas y tapetes de cambio desechables

• juguetes, libros y la manta favorita de tu bebé

• Un chupo extra

• Leche de fórmula, alimentos y agua

• Cámara fotográfica y de video

Kit básico de primeros auxilios

Algunos almacenes y farmacias tienen kits de primeros auxilios para el hogar y algunas presentaciones especiales para viajes así que puedes comprar uno de estos o hacer uno propio que contenga los siguientes elementos:.

•Curitas

• Protector solar de alta protección SPF 30 +

• Loción de calamina para picaduras y quemaduras solares

• Crema o spray antiséptico

• Acetaminofén para niños

• Termómetro

•Repelente de insectos

Juguetes, libros y otras distracciones vitales

Un buen suministro de juguetes y libros hará que el viaje hacia y desde el destino de las vacaciones sea mucho más fácil. Toma varios juguetes que le gusten y algunos que sean nuevos como reserva de nuevas sorpresas. Estos no necesitan ser caros.

Cosas que deberías empacar en la maleta de juguetes:

• el Juguete favorito; ojalá sea lo suficientemente grande para que sirva de almohada

• Bloques de construcción para los más pequeños y Lego para los niños mayores; No es el fin del mundo si pierdes algunas piezas

• Marionetas. Puedes usarlas para crear historias

• Útiles para dibujar y colorear. Los marcadores lavables y los crayones son prácticos, papel normal y un libro de colorear

• Stickers reutilizables y libros de adhesivos

• Libros favoritos y algunos nuevos

• Videojuegos portables

• Tablero para dibujar

• Cartas

• Juegos de viajes magnéticos para los niños mayores

• Graba su música favorita en su iPod o reproductor de MP3 y déjalos escucharla

• Muñeca de tamaño pequeño o figura de acción

• Plastilina

• Libros de acertijos o laberintos

El juego y el desarrollo de tu bebé

Jugar con el bebé es placentero, es divertido, es una manera de acercarle el mundo, y es un aprendizaje para él. Además, por sobre todo, es una forma fascinante para afianzar el vínculo que los une.

Desde que está en el vientre, cuando ya desarrolló sus sentidos, el bebé percibe y disfruta de estímulos como las canciones y los cuentos que los papás le ofrecen. Cuando nace se encuentra con todo un universo de cosas nuevas: luces, texturas, sonidos, colores. Un montón de sensaciones novedosas que ustedes, los papás, le ayudarán a comprender.

Juegos según las etapas:

Seguramente durante el embarazo compraron juguetes, peluches, sonajeros, un móvil musical. La espera a veces es larga y a los papás les gusta preparar el cuarto del bebé con tiempo. Pero no se olviden de que en las primeras semanas ustedes serán su juguete favorito. Se va a mover con sus movimientos, seguirá sus manos con la vista, escuchará con mucha atención sus voces.

Con el paso del tiempo, el bebé se irá involucrando en más juegos, sonreirá ante gestos y sonidos graciosos, reconocerá aplausos y canciones, responderá cuando lo llamen, le hagan cosquillas o le den un beso

Entre los cuatro y los seis meses el bebé se volverá más activo, querrá tomar todos los objetos que ve y se los llevará a la boca. Así conoce y explora. En esta etapa se van a sorprender jugando como en su momento lo hicieron sus padres. Seguro van a cantar la canción de las manitos, van a jugar al cucú y van a decir: “¿dónde están mamá y papá?” mientras se esconden detrás de una toalla. Son juegos clásicos que su hijo adorará al tiempo que estimularán su desarrollo.

Entre los seis y los ocho meses el bebé ya tendrá más habilidades, se sentará solo y manejará mejor los objetos. Le encantará saltar en las rodillas de los adultos o sentarse en el suelo para jugar con muchos juguetes.

Hasta el año va ganando cada vez más movilidad. Ya gatea o intenta caminar. Le encantará que lo persigan y lo alcen, escuchará con más atención un cuentito y seguro aplaudirá con su canción favorita. Lentamente, comenzará el desarrollo del lenguaje, el inicio de una nueva etapa fascinante.

Lo más importante es que disfruten del juego tanto como él. Su bebé valorará cada minuto que le dediquen y les devolverá todo ese amor con sonrisas y caricias.

Te puede interesar