Busca la guardería adecuada para tu bebé

Decidir sobre la mejor forma para cuidar de los hijos es una pesadilla para todos los padres. Desde el momento en que los pequeños angelitos entran en nuestras vidas nos preguntamos si estamos haciendo lo correcto, por esto, es necesario elegir la mejor forma para el cuidado de los niños, ya sea porque tenemos que volver al trabajo o simplemente porque necesitamos un descanso. 

  • ¿Cómo elijo una guardería?
  • Consejos para el momento de dejar a tu bebé en la guardería
  • ¿Qué opciones tienes?

Debes sentirte cómoda con tu decisión de quien vaya a cuidar a tu hijo. La planificación es la clave de una buena decisión por lo que debes comenzar con suficiente antelación. Muchas guarderías tienen largas listas de espera y seleccionar a una niñera pueden consumir mucho tiempo.

Visitar y hablar con las personas a cargo de los niños será la mejor forma para encontrar el lugar perfecto para tu hijo. Si es posible, trata de ir a las guarderías en horarios diferentes al de tu cita con el fin de ver realmente cómo son las cosas, de igual manera, trata de estar a diferentes horas del día y no tengas miedo de hacer preguntas, recuerda que confiarás tu bebé a estas personas. Por ejemplo, pide que te muestren la comida que les darán a los niños ese día, echa un vistazo a la zona destinada para cambiar los pañales y evalúa su limpieza, pide ver el área donde duermen los bebés y haz preguntas sobre cómo el personal respondería a una situación específica de primeros auxilios o de riesgo.

Aquí te mostramos algunos otros puntos a considerar al momento de pensar sobre las opciones para el cuidado de tu bebé.

• ¿Quieres un cuidado individual para tu bebé?

• ¿Qué tipo de interacciones tendrá mi hijo con la persona que lo cuide?

• ¿Puedo venir sin previo aviso y sentirme bienvenida?

• ¿La persona que esté a cargo de mi hijo tiene las habilidades para cubrir las necesidades individuales de mi hijo?

• ¿Pueden ser flexibles y ofrecer algún cuidado especial en caso de que los normales no funcionen?

• ¿Qué tiempo necesitas para el cuidado de tu bebé?

• ¿El dinero es un factor decisivo?

• ¿Qué habilidades posee la persona que cuidará a tu hijo? Por ejemplo, certificado de primeros auxilios, calificaciones en cuidado de niños, etc.

• ¿Cuál es la política para cuando mi hijo no pueda venir?

• ¿Cuáles son las políticas de salud?

• ¿Qué instalaciones y recursos están disponibles para ayudar al desarrollo social y creativo?

• ¿Qué pasa con el entrenamiento para ir baño?

• ¿Cómo se controlan las normas de seguridad y los estándares profesionales?

Consejos para el momento de dejar a tu bebé en la guardería

Las primeras veces que dejes a tu hijo en la guardería serán traumáticas para ambos. Ten la seguridad de que tu pequeño enfrentará la situación mejor que tú y estará jugando afuera unos minutos después de que te vayas. Aquí te damos algunos consejos para ayudarlos a ambos a llevar esta difícil separación.

• Trata de fijar un momento para visitar la guardería u organizar algunas reuniones con la niñera previas al gran día, esto hará que estés menos asustada.

• Dedica tiempo para averiguar acerca de la rutina que se seguirá en la guardería y poder hablar con tu hijo sobre ello.

• Sé positiva, habla positivo y actúa positivo cuando hables sobre los nuevos cambios.

• Haz que el evento sea importante comprándole a tu hijo una nueva maleta o un sombrero especial para la guardería.

• Sé honesta con tu hijo e intenta contestar sus preguntas sobre dónde estarás cuando él esté en la guardería.

• Asegúrate de que todas las cosas de tu hijo estén claramente etiquetadas y que él sea consciente de que le pertenecen.

• No envíes un juguete que sea muy especial a la guardería a menos que la persona que esté a cargo la autorice ya que estos juguetes pueden crear problemas entre los niños.

• Asegúrate de empacar una (o dos) muda de ropa completa, en la maleta, los accidentes ocurrirán.

• Trata de hacer que las primeras idas a la guardería sean cortas, por ejemplo, un par de horas estarían bien.

• Cuando lo dejes la primera vez, pasa un poco de tiempo haciendo que tu hijo se incorpore en alguna actividad. Hazle saber a la persona encargada que tienes la intensión de dejarlo y asegúrate de decirle adiós a tu bebé y de irte rápidamente. Extender la despedida puede aumentar la ansiedad de tu hijo.

• Utiliza una frase positiva como: "Voy a trabajar, pásala muy bien, nos vemos pronto".

• Trata de tener algo que hacer después de dejar a tu hijo y así tener en que concentrarse. No te sorprendas si lloras, es normal.

• Dale a tu hijo algún tiempo para instalarse y luego llama a la guardería, esto ayudará a que estés más tranquila.

• Echa un vistazo a nuestra comunidad Huggies y toma algunos consejos de madres que han pasado por lo mismo.

Te puede interesar

Tecnicas de lectura para ninos

  • Comienza a leerle a tu hijo desde el momento en que nace. Nunca es demasiado pronto para animar a tu hijo a desarrollar el amor por la lectura.
  • Léele a tu hijo todos los días. Haz que la lectura se vuelva una parte esperada y agradable de su rutina diaria.
  • ¡Haz la lectura divertida! Si te gusta leer, él también lo disfrutará y aprenderá a asociar la lectura con algo divertido.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda identificarse como aquellos que se relacionan con sus experiencias de vida.
  • Crea una conexión personal entre tu hijo y un libro.
  • Haz libros con tu hijo, acerca de él, de su familia, de su escuela, de su vida, entre otros. Esta es una gran manera de fomentar el amor por los libros.
  • Asegúrate de que tu hijo te vea leyendo, ya sean sus libros, el periódico o la caja del cereal, si ven que te gusta leer, también querrán hacerlo.
  • No escojas libros demasiado largos o complicados para su edad y experiencia. Si están cansados y confundidos por la dinámica, no querrán continuar.
  • ·• Lleva a tu hijo a una de las actividades de cuenteros en tu biblioteca más cercana. Estas actividades son a menudo seguidas por actividades artísticas y tu hijo asociará la lectura con diversión.
  • Elogia todo intento de lectura de tu hijo, incluso cuando son pequeños y sólo están "leyendo" de memoria o están cometiendo muchos errores. Cualquier esfuerzo que ellos hagan debe ser elogiado y recompensado.
  • Cómprales libros como regalos o recompensas sorpresa por su buen comportamiento.

Consejos para los padres

  • Lee a tu hijo todos los días.
  • Haz que la lectura en voz alta sea parte de la rutina de tu hijo. A los niños les gustan las rutinas diarias, estas les ayudan a sentirse seguros. Leerle a tu hijo es una muy buena forma de terminar el día y una buna forma de prepararlos para ir dormir.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda estar identificado y pueda interactuar, libros de repetición, rimas, historias predecibles o libros con patrones de palabras. Estudios han demostrado que leerles a los niños este tipo de libros mejorará notoriamente la manera en que aprenden.
  • Elije libros apropiados para su edad y con temas que llamen la atención de tu hijo.
  • Utiliza los libros duros y gruesos para los bebés. No se dañarán incluso sí pasan más tiempo en la boca de tu bebé que en sus manos.
  • No trates de enseñarle a tu hijo cuando estés leyendo con él. Haz que la lectura sea divertida y deja que tu hijo te interrumpa, haga preguntas y te cuente la historia si la conoce.
  • Se expresivo cuando leas. Si te emocionas con la lectura, tu hijo también se emocionará.
  • Incluso si tu hijo ya pueda leer solo, sigue leyéndole.
  • Pon sus libros en una estantería baja o en contenedores plásticos que puedan alcanzar y acceder fácilmente.
  • Haz libros con tu hijo. Esto ayuda a fomentar la lectura y es divertido para la familia también. Utiliza fotografías de tu hijo, de tus familiares, mascotas, juguetes u otras cosas que tu hijo reconozca en cada página. También puedes pegar un pedazo de papel, tela u otros elementos con textura que tu niño pueda sentir. Escribe una palabra o dos en letras grandes y claras debajo de las imágenes y júntalo todo con grapas o cintas.

Técnicas para incentivar la lectura

Es más probable que un niño que disfruta de la lectura preste atención, la cual es esencial para el aprendizaje. Estas son algunas técnicas que los padres pueden adoptar para incentivar a que sus hijos disfruten de la lectura.

  • Deja que tu hijo pase las páginas a su propio ritmo. Está bien si él quiere saltarse parte la historia.
  • Las palabras no son tan interesantes para los niños pequeños quienes no siempre las entienden. Puedes hacer la experiencia de lectura más interesante haciendo referencia a las imágenes y estableciendo conexiones con la vida cotidiana de tu hijo. No temas en desviarte un poco de la historia ya que a los niños les encanta cuando se hacen conexiones.
  • La interacción con las historias y la adaptación de las mismas son unas de las cosas más efectivas que un padre puede hacer para incentivar a su hijo a leer y ayuda a que los libros sean más divertidos.
  • En vez de corregir la pronunciación de tu hijo, ayúdale a mejorar su entendimiento. Su lectura mejorará conforme él se familiarice con las palabras y los sonidos.