Cuidados en un embarazo de trillizos

Si te enteraste que vas a tener trillizos seguramente también sabrás que vas a tener que cuidarte mucho durante el embarazo, especialmente durante la segunda mitad de la gestación.

Si te enteraste que vas a tener trillizos seguramente también sabrás que vas a tener que cuidarte mucho durante el embarazo, especialmente durante la segunda mitad de la gestación. Lee los cuidados que debes tener en un embarazo de trillizos.

Cambios en un embarazo de trillizos

Tu peso aumentará entre 19 y 23 kilos. Los bebés nacerán más pequeños que si fueran un bebé único: probablemente su peso oscila entre 1.800 y 2.400 gramos. ¡No te asustes! suelen ser más maduros que lo que correspondería a un bebé de embarazo único para el mismo período de gestación.

Compartir el útero con otros dos hermanos supone un cierto grado de estrés y esto acelera su proceso de desarrollo funcional y también embarazos más cortos: la falta de lugar desencadena el parto más temprano.

Cuando van a nacer trillizos suele practicarse una cesárea para evitar posibles riesgos y es probable que los bebés tengan que pasar un tiempo en la incubadora.

  • Tres óvulos diferentes fecundados por respectivos espermatozoides: El resultado son tres bebés, cada uno con su material genético diferente, que se parecen como hermanos y pueden ser del mismo sexo o no.
  • Dos óvulos diferentes y uno de ellos se divide en dos: Se gestan entonces un mellizo y dos gemelos, estos últimos del mismo sexo.
  • Un sólo óvulo que se divide y uno de ellos a su vez se vuelve a dividir: En este caso los trillizos son idénticos y corren para los tres las particularidades de los gemelos idénticos.

A su vez, existe un mayor riesgo en la gestante de sufrir diabetes gestacional o pregestacional. Es común la anemia y es bastante normal que se recomiende total reposo durante el tercer trimestre.

 

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar