9 semanas de embarazo: cambios en tu piel

A las 9 semanas de embarazo tu útero está comenzando a crecer y esto puede hacerte sentir los típicos cólicos del embarazo, entre otros dolores; recuerda mencionarle todo esto a tu médico en tu próximo control, es mejor que no te ahorres ninguna pregunta. Seguro también habrás notados la alteración en la forma de tu cintura y el aumento del tamaño de tus senos (que seguirán creciendo durante todo el embarazo).

Otra cambio que seguro habrás visto son los cambios en la pigmentación de tu piel o las famosas manchas en el embarazo, estas van desde el oscurecimiento de la areola (la región de piel oscura que rodea al pezón) hasta la cloasma, que es una coloración amarronada de la piel de la cara. Vas a darte cuenta si ya desarrollaste cloasma, porque es como una máscara de un pigmento oscuro alrededor de tus ojos, nariz y mejilla. Pero no te preocupes: suele desvanecerse, casi totalmente, cuando das a luz.

Por otra parte, otro tema que genera mucho interés durante esta etapa del embarazo es la aparición de estrías y aunque seguro sabes que esto es normal durante el embarazo, probablemente te estés preguntando cómo evitar las estrías, nuestra recomendación es que tengas un poco calma y lo hables con tu médico; él sabrá brindarte una solución que sea segura para ti y para tu bebé; por favor, no te automediques. 

De todas maneras, debes tener en cuenta:

  • Evitar el sol y utilizar mucho protector solar.
  • No utilizar blanqueadores de piel. En la mayoría de casos no son para nada recomendables y generalmente no funcionan.

Las hormonas que circulan durante el embarazo provocan retención de líquidos, lo que genera un aspecto más alisado en tu piel, sin arrugas, una tez más rozagante. Sin embargo también puede aparecer más seca, por lo que uno de los cuidados que tal vez deberías tener durante tu embarazo es usar alguna crema hidratante.

El desarrollo de tu bebé en la 8 semanas de embarazo

Tu bebé mide aproximadamente 25 milímetros y, aunque no los percibes, ya ensaya sus primeros movimientos. En esta semana, dentro del desarrollo embrionario, se destacan sus ojos, ahora completamente formados, pero todavía cubiertos por una membrana que formará luego los párpados, y la culminación del desarrollo de la nariz. A medida que va desapareciendo su cola embrionaria y se va redondeando su cara va adquiriendo un aspecto más familiar y reconocible.

Los dedos se empiezan a formar, al igual que las células de sus huesos que, eventualmente, reemplazarán al cartílago para endurecerlo.También ahora comienzan a formarse su órganos reproductivos.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo y del embrión son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, no dudes en consultar a tu médico.

Te puede interesar

La vacunación en el embarazo

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación.

Para proteger a la futura mamá y a su hijo en camino, es importante aplicar las vacunas necesarias fuera del primer trimestre de embarazo. Sin embargo, hay vacunas, como la de la influenza, que pueden aplicarse en cualquier periodo de la gestación. Infórmate sobre la vacunación en el embarazo que debes seguir.

La inmunidad de la madre se transmite al bebé durante la gestación. Esta protección materna resguardará al recién nacido hasta que pueda recibir sus primeras vacunas. Por esta razón, es muy importante que la mujer revise su calendario de vacunas para evaluar con su médico cuáles son las recomendaciones que deberá seguir antes, durante y después del embarazo.

Vacunación en el embarazo

  • El beneficio de vacunar a las mujeres embarazadas normalmente sobrepasa el riesgo potencial cuando se dan las siguientes condiciones:
  • Las probabilidades de exposición a una enfermedad son altas
  • La infección implicaría un riesgo para la madre o para el feto

Durante la gestación, y de acuerdo a la indicación del obstetra, se recomienda aplicar las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra la hepatitis A y B: si la embarazada tiene alto riesgo de contraer la enfermedad.
  • Vacuna antigripal trivalente inactivada
  • Antimeningocóccica polisacárida y conjugada: sólo si la embarazada presenta algún riesgo.
  • Tétanos / difteria
  • Vacuna triple bacteriana acelular contra tétanos, difteria y pertussis: sólo si la embarazada presenta alto riesgo.

Asimismo, hay otras enfermedades prevenibles por vacunación que pueden ser poco frecuentes en tu lugar de residencia, pero que son comunes en otras regiones. Por este motivo, si piensas hacer un viaje internacional, no dejes de consultar sobre las vacunas recomendadas según sea el destino.

También, es importante saber la opinión de tu médico si trabajas en instalaciones relacionadas a la salud, o tienes ciertas enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o afecciones cardiovasculares.

 

Te puede interesar