Dolores en el embarazo: ¿cómo curarlas?

El milagro del embarazo trae consigo una gama de diferentes experiencias, algunas maravillosas y otras no.Teniendo en cuenta los cambios que tu cuerpo atraviesa, no es de sorprender que tengas algunos dolores en el embarazo. Llevar un peso adicional de cerca de 12 kilos pondrá un poco de tensión en tu cuerpo y en tus órganos.

Aunque algunas molestias hacen parte del estar embarazada, comprender qué las causa y cómo aliviarlas puede hacer una gran diferencia. Es importante saber aliviar tu malestar para mantener tu bienestar, comodidad y felicidad.

Algunos dolores y molestias serán de corta duración y otros serán más largos o dolorosos. Algunas se hincharán en los primeros meses del embarazo, mientras que otras lo harán cerca del momento del nacimiento.

El embarazo de cada mujer es único, por lo que es posible que no experimentes todos los dolores, molestias y síntomas de embarazo que no requieran las terapias descritas en esta sección.

Lista de dolores en el embarazo

Acupuntura

Esta terapia oriental es una forma segura y no invasiva de aliviar el dolor y el malestar durante tu embarazo. El malestar matutino, dolor en las articulaciones y la depresión leve son sólo algunos de los síntomas que la acupuntura puede ayudar a aliviar. Descubre otras maneras en que la acupuntura durante el embarazo puede ayudarte durante los próximos nueve meses.

Dolor de espalda

El dolor de espalda en el embarazo afecta a casi todas las mujeres embarazadas. El embarazo aumenta el riesgo de dolor lumbar porque tu centro de gravedad se mueve y cambia tu forma de caminar y de mantenerte erguida. Aprende cómo puedes manejar la tensión y el dolor en tu espalda durante embarazo.

Hinchazón

La hinchazón puede afectar hasta tu capacidad para ponerte los pantalones. Es posible que experimentes gases e hinchazón en el embarazo temprano debido a los niveles de progesterona que tu cuerpo está produciendo. Descubre cómo minimizar estos incómodos síntomas.

Estreñimiento

Casi todas las mujeres embarazadas experimentan estreñimiento en su embarazo. Comprender por qué se produce el estreñimiento y cómo aliviarlo podría hacer una gran diferencia. Sigue leyendo para descubrir cómo algunos cambios sencillos en tu estilo de vida pueden ayudar a hacer que las cosas mejoren.

Espasmos

Los espasmos musculares varían enormemente de mujer a mujer y de mes a mes durante el embarazo. Mientras que los espasmos musculares leves suelen ser inofensivos, los espasmos en las piernas pueden ser señal de alguna complicación. Aprende qué hacer si tienes espasmos durante tu embarazo.

Recuerda que si estás teniendo cólicos uterinos, es necesario que consultes a tu profesional de la salud.

Hemorroides

No son una parte glamorosa del embarazo y pueden causar cierta alarma cuando se sienten o se experimentan por primera vez. Descubre por qué ocurren las hemorroides durante el embarazo y aprende a prevenir y aliviar los síntomas de forma segura.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza en el embarazo pueden ocurrir por diferentes razones: Las hormonas del embarazo, la falta de sueño, incluso la cafeína o los síntomas de abstinencia de alcohol podrían ser culpables. Aprende más acerca de por qué podrías estar teniendo dolores de cabeza y la mejor forma de aliviarlos. Un dolor de cabeza muy severo podría ser una señal de alguna complicación, así que en caso de que estés preocupada, consulta con tu médico.

Acidez

La acidez durante el embarazo es muy común. A pesar de ser un síntoma inofensivo, puede causar mucha molestia. Descubre por qué la acidez es más común en mujeres embarazadas y cómo aliviarla con seguridad.

Sangrado de implantación

Antes de que tu embarazo se confirme, podrías ver un ligero sangrado vaginal en el embarazo. Esto puede deberse a que el embrión ha alterado el revestimiento del útero. Esto se llama sangrado de implantación y es perfectamente normal. Puede ser una experiencia confusa, así que antes de empezar a preocuparse, aprende por qué puede suceder.

Dolor en la cintura pélvica

A medida que tu útero se expande, tu pelvis tiene que hacer espacio. Esto puede causar incomodidad e incluso dolor en algunas mujeres. Averigua qué está causando el dolor y las mejores maneras de aliviarlo.

Profundiza la información ingresando a cada uno de esos malestares y conoce cómo combatirlos. Queremos que esta sea una experiencia hermosa para ti y tu bebé.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar